Paul Desmond ha sido siempre uno de mis saxos preferidos, con un estilo muy personal y reconocible inmediatamente. Su suave y delicada forma de interpretar consigue hacerte sentir las melodías y meterte de lleno en el tema desde los primeros compases, y esa es una conexión ciertamente especial. Hasta ayer, Brent Jensen era todo un