Clark Terry: The Happy Horns of Clark Terry (1964, Impulse)

El sello Impulse fue una de las discográficas que apostaron fuerte por sonidos más vanguardistas y nos ha regalado infinidad de álbumes con su inconfundible anagrama con la exclamación y siempre con el color naranja como seña de identidad.

Hay un libro estupendo titulado “El sello que Coltrane impulsó” en el que su autor – Ashley Kahn – nos habla de la historia del mismo, de su fundador Creed Taylor y de la importancia que John Coltrane tuvo para el mismo.

Creed Taylor se marchó de Impulse para dirigir Verve Records y de 1961 a 1969 fue Bob Thiele quien dirigió Impulse, y un breve repaso a la producción de ese período nos muestra un joyero en toda regla, con Coltrane, Mingus o Rollins entre sus estrellas más destacadas, pero con el denominador común de la calidad a la hora de seleccionar quién grababa con ellos.

Hace poco he descubierto este trabajo que os traigo hoy y que podría servir de ejemplo para ilustrar cómo algunos trabajos eran un auténtico puente entre la tradición y la modernidad. Este The Happy Horns of Clark Terry es uno de esos trabajos que uno sólo puede valorar correctamente después de haberlo escuchado por completo, y más de una vez a ser posible, pues es una receta compleja de sonidos maravillosos.

Clark Terry lidera la sesión con su fliscorno y su trompeta, y la sección de viento se completa con el saxo tenor de Ben Webster, el saxo alto de Phil Woods que también participa con el clarinete, y una sección rítmica fantástica con el piano de Roger Kellaway, el bajo de Milt Hinton y la batería de Walter Perkins. Muy destacable la labor de estos dos últimos, especialmente la de Perkins con una presencia increíble en la mayoría de temas.

Comienza el disco con un animado Rockin’ in Rhythm, que nos puede llevar al despiste pues el resto del álbum no va por el camino que apunta este clásico con sabor a banda de Ellington. Animado y perfectamente ejecutado, nos da una pista de la compenetración del grupo, una constante en toda el álbum.

Continuamos con el original de Bix Beiderbecke In a Mist, uno de mis favoritos, con un inicio muy coral y con un auténtico diálogo entre los vientos. El primer minuto parece que estuvieran tomando apuntes para a continuación proseguir con un desarrollo de la idea durante treinta segundos más y dando un nuevo giro completo con Terry de protagonista hasta que entra Kellaway y siguen haciéndolo evolucionar como si no hubiera un final.

Atención al tercer corte, porque Return to Swahili lleva la firma del sonido Impulse, con un diálogo bestial entre el fliscorno de Terry y la batería de Perkins. Inmensos los dos. Para repetir una y otra vez.

Seguimos con un medley de temas de Ellington con Dont’ Get Around Much Anymore, Perdido y I’m beggining To See the Light. Y aquí recorren el camino de nuevo a la tradición, con interpretaciones fabulosas que se disfrutan muchísimo.

En el siguiente tema, Impulsive, el álbum sigue por un sendero similar al de In A Mist, y de nuevo el juego coral predomina, aunque en esta ocasión dejan espacio a Roger Kellaway para lucirse, y bien que lo hace.

El planteamiento en Do Nothin’ Till You Hear from Me está cortado a la medida de Ben Webster y te puede dejar embelesado con su característico fraseo.

En Jazz Conversations diría que tenemos el mejor tema del álbum, una auténtica maravilla, una delicia de la que todos son responsables. Clark Terry y Milt Hinton desarrollan un diálogo magnífico con la justa compañía de la batería de Perkins y el piano de Kellaway, que acompañan otros solos no menos destacables de los dos saxos, tan distintos y tan complementarios.

Y terminamos con High Towers, otro tema lleno de delicadeza y de presencia. Y es que este es un trabajo por encima de todo elegante, para presumir.

El álbum que tenéis en Spotify es en realidad un CD que recoge dos álbumes distintos, este que reseño y el It’s What’s Happenin’, no me parece que la mezcla funcione muy bien.

Para rematar la jugada, este es un álbum que suena deliciosamente. La grabación corrió a cargo del maestro Rudy Van Gelder, y la toma de sonido es monumental, para cerrar los ojos e imaginar que todos esos músicos están frente a ti, interpretando esa música maravillosa.

Muy, muy recomendable.

Clark Terry: The Happy Horns of Clark Terry (1964, Impulse)

http://open.spotify.com/album/7A8zy5DYcfyC3P8nDl2DDn

Clark Terry - The Happy Horns of Clark Terry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies