Gerry Mulligan & Johnny Hodges: Gerry Mulligan Meets Johnny Hodges (1959, Verve)

What’s the Rush? es el segundo tema de este álbum, podríamos traducirlo como  A qué viene tanta prisa? y no hay vez que lo escuche que no piense en que la vida se vive mejor si la disfrutamos un poco más despacio de lo que lo hacemos habitualmente.

What’s the Rush? es una maravillosa balada compuesta por Gerry Mulligan, un magnífico saxofonista especializado en el saxo barítono, que como podéis ver en la cubierta del álbum es un saxo más grande y cuyo cuello se retuerce en una vuelta para poder reducir su altura a unas dimensiones manejables para quien lo toca.

Gerry Mulligan era un maestro de este instrumento, y supo aplicar con elegancia su registro más grave al gusto de los sonidos más frescos del Cool, y aportó no sólo su capacidad como intérprete, sino también sus dotes de compositor y de arreglista a este género que se alejaba del frenesí del BeBop y del Hard Bop con unas composiciones muy cuidadas, repletas de arreglos bien estudiados. Ahí Gerry Mulligan encajaba como un guante.

Johnny Hodges, habitual compañero de Duke Ellington y apodado The Rabbit (el conejo), tocaba el saxo alto como muy pocos lo han conseguido. Coincido plenamente con las apreciaciones de Scott Yanow en su reseñabiográfica cuando dice que era propietario de uno de los tonos más bonitos que se hayan escuchado jamás en el Jazz y que su forma de interpretar las baladas destacaba sobre todo lo demás.

Mulligan ya había probado con Ben Webster en este mismo 1959 a grabar otra maravillosa sesión a la que le dedicaré sin duda otra entrada, y supongo que visto el éxito de crítica que tuvo, decidió repetir con Johnny Hodges y grabar este mágico álbum que os reseño hoy.

Seis temas y nada de estándares, tres originales de Gerry Mulligan y otros tres originales de Johnny Hodges. Ambos se lucen no solo interpretando sino también poniendo encima de la mesa su capacidad de componer y arreglar esos temas para un formato de quinteto con el piano de Claude Williamson, el bajo de Buddy Clark y la batería de Mel Lewis.

Mulligan y Hodges son los protagonistas, pero todos los integrantes del quinteto brillan con fuerza. El piano de Williamson suena totalmente blues, pero el bajo de Clark me parece más que destacable y las baquetas de Lewis son precisas y definitivamente los tres configuran una sección rítmica de fábula.

El álbum no puede comenzar mejor con Bunny, original de Mulligan, interpretado a dos voces con los dos saxos de una forma tan precisa que pareciera que los tocara una única persona. Le sigue un solo de Hodges que te permite apreciar perfectamente ese tono que comentaba y más tarde es Mulligan el que tiene su momento y nos muestra la carnosidad del saxo barítono y como baja en la escala musical. Imagino que hace falta soplar mucho para llenar semejante columna de aire.

Tras el colosal Bunny, tenemos esa delicada balada titulada What’s the Rush? original de Mulligan también y que parece hecha a la medida para el saxo alto de Hodges. Si me concentro en la escucha de la melodía, no hay ocasión en la que no consiga empañarme los ojos. Es puro sentimiento y delicadeza.

El siguiente tema se titula Black Beat y es un original de Hodges. Regresamos a la idea de Bunny, saxos a dos voces con precisión milimétrica y una melodía pegadiza. Presentación del tema a dúo para continuar con un solo de Hodges el que se reconoce la influencia del estilo de Duke Ellington.

Continuamos con otro original de Hodges, What It’s All About, un tema que comienza tranquilo con una fuerte base rítmica con un bajo muy marcado y perfectamente interpretado por Buddy Clark. La fórmula interpretativa es la que han visto que les funciona: los dos a dúo, solo de Hodges, solo de Mulligan y vuelta al dúo.

A estas altura del álbum echo un poco en falta un cambio de formato y más imaginación, pero como el formato me gusta sigo disfrutando de la grabación, aunque esto es lo único que me parece criticable del álbum y me hubiera gustado ver más diálogo entre ellos.

El quinto corte mantiene la idea, pero 18 Carrots for Rabbit, original de Mulligan, cambia el ritmo totalmente y te lleva directamente a la pista de baile acompañado de una Big Band, sobre todo de la mano de Hodges que se marca un solo inicial de aúpa. Si alguien escucha este tema y no mueve los pies… que se lo haga mirar, por favor.

Y cerramos con el último original de Hodges, un delicioso Shady Side en el que además de ellos, brillan las teclas del piano de Williamson. Suave, muy suave este tema, y de nuevo la precisión milimétrica de la pareja de saxos llenando la escena al unísono y recordándonos que el Jazz es pura magia.

La toma de sonido es simplemente fabulosa y es de esos álbumes que además de contener una música magnífica, puedes usar para presumir de equipo con los amigos. Editado inicialmente por Verve en vinilo, en 2003 lo volvió a editar remasterizado en CD, con un sonido apabullante, con todos los instrumentos perfectamente separados y definidos y una escena simplemente perfecta.

Gerry Mulligan & Johnny Hodges: Gerry Mulligan Meets Johnny Hodges (1959, Verve)

http://open.spotify.com/album/3qtmg537HyA6zWtAnwM98z

Gerry Mulligan & Johnny Hodges - Gerry Mulligan Meets Johnny Hodges (1960, Verve)

Comments

  1. By Leo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies