Nina Simone: Little Girl Blue (1958, Bethlehem)

Hacen falta muy pocos segundos escuchando cualquier tema de Nina Simone para reconocer su característica forma de interpretar y conectar con la música. No solo su voz plena de sentimiento, sino su técnica al piano, virtuosa y mezclando los ritmos del blues, el jazz y el soul con pasajes que parecen sacados de un concierto de clásica.

Nina Simone requiere un cierto compromiso por parte de quien escucha, una actitud que te exige concentrarte en cada soplo, en cada susurro, en cada nota. Nina era así, intensa y delicada, y si le dedicas ese esfuerzo la recompensa es grande y sus álbumes se disfrutan muchísimo.

Este Little Girl Blue fue su primer álbum, y ya nos anuncia desde el título que no estamos ante un álbum alegre, pero tampoco es un álbum excesivamente triste. Es un álbum íntimo, en donde Nina Simone muestra ese virtuosismo como pianista, desde su comienzo con el clásico Mood Indigo de Duke Ellington, pasando por  un precioso, intimísimo y casi susurrante He Needs Me, hasta los pasajes improvisados de Love Me or Leave Me, en donde te saca de la escena del Jazz para meterte en un concierto de clásica para devolverte a un club de carretera con ambiente de Blues.

Su versión de My Baby Just Cares for Me es simplemente maravillosa. Este es uno de esos temas que si los escucho me impiden hacer otra cosa que no sea disfrutarlos. Una melodía simple, contagiosa, que me invita a mover el pie derecho sin parar acompañando el ritmo. Y de repente, aparecen las improvisaciones de Nina al piano, que suben y bajan como una montaña rusa.

I Loves You Porgy es otra de las piezas destacadas del álbum. La pieza que Gershwin compusiera para la ópera Porgy & Bess es interpratada suavemente por Nina, dejando caer los versos delicadamente, mezclándolos con breves improvisaciones de las notas de su piano. Para mi no es la mejor pieza, pero fue uno de sus mayores éxitos, seguramente por la fama de la ópera de Gershwin.

El álbum cierra con una composición propia de Nina Simone, Central Park Blues, acompañando a su piano una sección rítmica perfecta, discreta y eficaz, a cargo del bajo de Jimmy Bond y las baquetas de Albert «Tootie» Heath. Un cierre perfecto para un álbum grande, como Nina.

Nina Simone: Little Girl Blue (1958, Bethlehem)

https://open.spotify.com/album/58gOQaPc4RCw8eWdTDRes7?si=bsFatTsXRgS1KdFV9f92FA/a>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies