Qué distintos y qué bien combinan juntos… es lo primero que te viene a la mente en cuanto escuchas el saxo alto de Paul Desmond y el saxo barítono de Gerry Mulligan. Las melodías fluyen suavemente en una sesión en donde el protagonismo es de ellos dos que se hablan el uno al otro soplando,