Ay, el Half Note de New York, ¡cuántas buenas sesiones de Jazz nos ha regalado! Lástima que la familia Catenari, sus últimos propietarios, lo cerraran en 1972… Hoy he comenzado el sábado con una potente sesión de saxofón en este legendario club, derrochando ingenio improvisatorio. Aunque firman tres, en realidad la sesión es de los