Blues acústico tradicional, con la guitarra y la voz de Lightnin’ Hopkins en directo desde el Ash Grove… sin palabras. Son tres sets distintos, los primeros cinco temas a cargo de Lightnin’ Hopkins y – el primero son 4 minutos de introducción en un inglés complicado de seguir – los tres siguientes acompañado de Sonny