Poco conocido en el ámbito del Jazz más tradicional puesto que es más habitual del funk y del acid jazz, en este trabajo Karl Denson nos demuestra que sabe interpretar siguiendo los cánones de los 60, con un poderío increíble al saxo tenor, alto y soprano, acompañado de la trompeta de Ron Stout, los pianos