Se me había pasado el último álbum del pasado 2013 de Stacey Kent, una de esas vocalistas elegantes que da gusto escuchar en cualquier momento. Tuve ocasión de verle el año pasado en el festival de Getxo y además de mostrar una excelente voz, transmitía una simpatía y unas ganas de agradar al público que