Me gusta comenzar la mañana de los sábados bien pronto, y aprovechando la tranquilidad de la primera hora siempre busco música que tenga un punto de intimidad, algo que se potencia al escucharlo con auriculares, y sin necesidad de subir el volumen te puedes concentrar no sólo en la melodía, sino en la actuación de