Tremenda sesión la que ofrecieron el año pasado el sexteto de Willie Jones III interpretando temas de Max Roach en el fabuloso local Dizzy’s Club de Manhattan, y que a pesar de llevar el nombre del patrocinador Coa-Cola, en realidad forma parte de un proyecto impulsado por Wynton Marsalis en un edificio de 5 plantas